Somos una empresa especializada en patrimonio arqueológico, en estudios de impacto sobre el patrimonio cultural y en su puesta en valor y difusión.

Blog

Inicio / Blog / 
oct
29
El Cambio de modelo económico

La crisis: insistir o aprender de los errores

Ahí van las estadísticas puras y duras: según el informe 'Doing Business 2013' del Banco Mundial España ocupa la posición 44 entre los 185 países que forman el ranking mundial de los estados que ofrecen mayores facilidades para hacer negocios. Sin embargo, crear una empresa requiere 10 pasos y un plazo de 28 días, lo que sitúa al país en el puesto 136 de los 185 analizados, por detrás de países como Albania (62) o Zambia (74).

 

Tanto el gobierno central como los autonómicos dicen que se puede hacer en 24 horas, pero muchos emprendedores afirman que  se tarda 47 días de media pero sobre todo, el problema es comenzar la actividad. ¿Quién tiene razón? Cada uno las suyas, pero algo no va bien si analizamos la disimetría en las cifras señaladas. Y algo va rematadamente mal si casos como el de Ramón Iglesias fueran frecuentes y no un dislate excepcional.

 

Veamos: Ramón Iglesias quiso montar una bodega y almazara ecológica en Vejer de la Frontera (Cádiz). Ha tardado tres años de gestiones en cuatro Administraciones diferentes: Ayto de Cádiz, Diputación, Junta de Andalucia y el Gobierno central. Algunas gestiones tan delirantes como certificaciones de “innecesariedad”. Resumiendo, medio millón de inversión, 10.000 euros en licencias, centenares de papeles y trámites con más de 30 funcionarios de 11 departamentos.

 

Más estadísticas: En 2012, se ha recortado un 17,4% la financiación de proyectos de investigación con lo que la inversión pública en I+D ha retrocedido ya al nivel de 2005. En realidad, el recorte acumulado desde 2009 supera el 31%. Esta situación ha desmantelado grupos de investigación y pone al borde de la indigencia a los que se mantienen.

 

Se dispara la fuga de cerebros, los que están fuera -trabajando en instituciones extranjeras- ya ni se plantean volver y revertir su conocimiento en el desarrollo del pais ante la falta de expectativas para continuar su trabajo. Es la gran preocupación de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) y como escribe E. Pain en la revista Science “consecuencias letales a corto y a largo plazo, no solo para la ciencia española, sino [también] para la economía española. (Elisabeth Pain, “Research Cuts Will Cause ‘Exodus’ From Spain”).

 

Citando el lema de la Federación de Jóvenes Investigadores "Sin ciencia no hay futuro".

 

Una última y dramática, más si cabe, cifra: El paro en España supera el 25% por primera vez en la historia, 5.778.100 personas según la EPA (Encuesta de Población Activa).

 

Tanto el gobierno actual como el anterior hablan constantemente del cambio de modelo económico para salir de la crisis, de la apuesta por la sociedad del conocimiento, de I+D+i, de apoyo a los emprendedores, de la educación como inversión y no como gasto. Bla, bla, bla.

 

Pero la realidad es contumaz y las cifras, como se ve, muy contundentes. Mientras tanto, el país sigue cavando en el pozo negro de la crisis donde se hunden vidas y haciendas.

 

Y muchos nos preguntamos: ¿Hay alguien ahí tomando decisiones? O mejor dicho ¿Quién está ahí tomando las decisiones?.

 

 

0
Comparte en: FacebookTwitter

Deja tu comentario



C/ Bonifaz, 22 - 4ºG - 39003 Santander (Cantabria)
Tfno./Fax: 942 051 467
Contacto
© Tanea Documentación y Conservación S.L.

Noticias sindicadas Mapa web Aviso legal