Somos una empresa especializada en patrimonio arqueológico, en estudios de impacto sobre el patrimonio cultural y en su puesta en valor y difusión.

Blog

Inicio / Blog / 
sep
22
Jose Antonio Lasheras, director de Altamira y Sergio Sánchez del Moral del CSIC

A propósito de Altamira (I)

El Secretario de Estado de Cultura, Jose Maria Lassalle, ha anunciado ayer que el Ministerio invertirá en los próximos 2 años medio millón de euros para un proyecto de I+D+i que permitirá delimitar la viabilidad de la apertura de la cueva de Altamira, dicho de otro modo: cómo, cuando y cuantos mortales podrán gozar del privilegio de conocer las pinturas originales. Para ello se ha constituido un equipo multidisciplinar -y van...- de expertos nacionales e internacionales de reconocido prestigio.

 

Sin duda Altamira está de rabiosa actualidad. De hecho, podemos decir que ha sido la protagonista mediática del periodo estival, sobre todo a nivel regional: cursos, entrevistas, ruedas de prensa para anunciar espectaculares resultados de estudios e investigaciones varias. Igual demasiado espectaculares de entrada, claro que ya se sabe que los medios exageran un poco: mejor, más antiguo, más neandertal…Suponemos que con el tiempo y la reflexión reposada las noticias se van matizando. En cualquier caso, nadie negará la calidad y el interés de sus manifestaciones artísticas.

 

También hemos conocido otros resultados no menos llamativos porque, aunque sabidos desde hace tiempo, han llegado a la opinión pública este verano. Resulta que según las investigaciones de un equipo del CSIC que llevaba años controlando los parámetros medioambientales de la cavidad, se había producido un deterioro notable de la misma causado por los movimientos de tierra realizados «dentro y fuera de la cueva» durante las excavaciones arqueológicas desarrolladas desde 2004, promovidas desde el museo y por los trabajos fotográficos efectuados para la reproducción del techo de los polícromos para el proyecto de la neocueva «ya que se produjeron incrementos térmicos muy fuertes y un incremento del tiempo de iluminación muy alto ".

 

Ahora se abre un nuevo periodo, un nuevo equipo, un nuevo presupuesto para volver a valorar la viabilidad de la apertura de la cueva, veremos si es el definitivo. La respuesta es obvia para la mayoría de nosotros, más o menos expertos: los tiempos de las afluencias numerosas se acabaron, así que estaríamos hablando del cierre a cal y canto o las visita muy restringidas. Ahora bien, queda por ver si para determinar esta obviedad se necesitan nuevas excavaciones a la búsqueda de las ocupaciones más antiguas, la huella - o la mano- del neandertal, etc.

 

Porque sin duda todos estamos de acuerdo en que la conservación de este patrimonio único es el fin último de todos estos estudios, expertos y comisiones y a nadie se le ocurriría ponerlo en riesgo por un artículo en publicación especializada, una rueda de prensa más o menos, o una reluciente medalla en el curriculum investigador.

 

 

 

 

0
Comparte en: FacebookTwitter

Deja tu comentario



C/ Bonifaz, 22 - 4ºG - 39003 Santander (Cantabria)
Tfno./Fax: 942 051 467
Contacto
© Tanea Documentación y Conservación S.L.

Noticias sindicadas Mapa web Aviso legal