Somos una empresa especializada en patrimonio arqueológico, en estudios de impacto sobre el patrimonio cultural y en su puesta en valor y difusión.

Blog

Inicio / Blog / 
sep
10
Cartel de Las Aventuras de Tadeo Jones

Tadeo Jones y las desventuras de la arqueología

A pesar de que gran parte de la gente conoce a Tadeo Jones por el largometraje que se acaba de estrenar, éste lleva deleitando a sus fans poco más de una década cuando nació, de las manos de Enrique Gato y su equipo, como parodia de Indiana Jones, primero como personaje animado, y luego en comic y en cortometraje, ganando el Goya al mejor corto de animación en los años 2006 y 2008, antes de dar el salto a la gran pantalla hace una semana.


El entrañable personaje de Tadeo Jones es albañil de profesión y gran aficionado a la arqueología, de hecho su afición por ella es tal que no tiene otro sueño que realizar un gran descubrimiento. Lo que realmente le atrae de la Arqueología con mayúsculas no es otro que el aspecto aventurero de la ciencia y metodología arqueológicas, ambas situadas en un tercer plano. De hecho, en palabras de sus creadores, “Tadeo Jones representa el aventurero que todos llevamos dentro”.


A lo largo de nuestra dilata carrera profesional en Arqueología de Gestión, casi todos los días identificamos a nuevos Tadeo Jones, de hecho un tema de conversación muy recurrente entre los colegas de profesión, es el de contar las anécdotas de la gran cantidad de gente, ingenieros, geógrafos, arquitectos, políticos, etc., que se te acerca para decirte “que bonito es lo que hacéis, a mi siempre me ha gustado la historia, me gustaría dedicarme a la Arqueología,……”


Pero “Las aventuras de Tadeo Jones” se acerca más a la Arqueología científica, de investigación, como lo demuestra el hecho de presentar a los doctores Humbert y Lavrof como dos reputados arqueólogos investigadores, y sobre todo a través del personaje de Sara, la hija de éste último, que se presenta como una mezcla de científica y aventurera, con evidentes tintes de parodia hacia Lara Croft.


Un gran acierto del largometraje es mostrar, a través de la relación entre Tadeo y Sara, la diferenciación y el equilibrio entre el aventurero y el científico, entre un aficionado y un profesional, entre el buscatesoros y el investigador.


Evidentemente desde el punto de vista del arqueólogo profesional, nos hubiera gustado que se tratase más ampliamente los métodos científicos por los que los profesores encuentran sus hallazgos y la importancia de la contextualización de los mismos, pero también entendemos que desde un punto de vista comercial, conociendo el origen del personaje de Tadeo Jones, se venda mejor la faceta de aficionado a la arqueología y aventurero cuyos ídolos son los arqueólogos estrella que sólo buscan saciar su vanidad con descubrimientos de grandes tesoros.


Una cosa queda clara, gracias a las aventuras de Tadeo Jones el gran público puede conocer, aunque de manera fugaz, grandes sitios arqueológicos como las pirámides de Egipto, Machu Pichu, o el desierto de Nazca. Además en el transfondo se adivina la puesta en valor del patrimonio cultural frente al valor económico que los hallazgos puedan tener.


La película es muy recomendable, por entretenida y sobre todo excelentemente ejecutada, donde se hacen guiños constantes a nuestra profesión, porque no nos engañemos, seamos críticos y aceptemos nuestra realidad: para algunos arqueólogos cuando hacen un hallazgo pasa a ser “su yacimiento” no lo consideran patrimonio de todos, se nos llena la boca de criticar a los furtivos que se dedican a expoliar nuestro Patrimonio Cultural pero en nuestro gremio también existen los piratas, por cierto muy buena la referencia a Odissey a través de la empresa Odysseus cuyo logo es un ladrón corriendo con una bolsa. Del mismo modo todos conocemos a colegas que durante el trabajo de campo anteponen el descubrimiento a la metodología, y qué decir tiene el investigador que consagra su vida a su trabajo dejando de lado su vida personal, como se encarga de recordarnos constantemente durante la película la buena de Sara. ¿Las aventuras de Tadeo Jones se diferencian tanto de nuestra realidad?


En fin, menos mal que, aunque el cristal con el que vemos la realidad es diferente, para todos la amistad es el tesoro más preciado,….o no?

0
Comparte en: FacebookTwitter

Deja tu comentario



C/ Bonifaz, 22 - 4ºG - 39003 Santander (Cantabria)
Tfno./Fax: 942 051 467
Contacto
© Tanea Documentación y Conservación S.L.

Noticias sindicadas Mapa web Aviso legal